Cargando...
Cargando...

Conceptos manoseados de los que desconfían los periodistas y que no debes usar en una Nota de Prensa

Se lo hemos preguntado a un grupo de periodistas y estas son las más mencionados. No abuses de estas expresiones en las notas de prensa, sobre todo en el titular y en el asunto del mail, si no quieres que vaya directa a la papelera.


Son conceptos que, en otra época, disfrutaron de su momento de gloria y que eran comunicativamente muy eficaces. Conceptos triunfadores que, por haberse empleado mal o en exceso, han degenerado en tópicos manoseados que han perdido su fuerza expresiva y provocan la desconfianza entre los periodistas. Por tanto, mucho cuidado al hacer uso de ellas si no quieres que tu nota de prensa vaya a parar en menos de tres segundos a la papelera.


“Somos líderes de nuestro sector”.

Muchas empresas se sitúan en micronichos tan pequeños y ultrasegmentados que, sin datos, se autoproclaman líderes sin que nadie se atreva a desmentirlo.


“Un producto que va a revolucionar…”.

La palabra “revolución” es otra palabra sobada en exceso que ha perdido su significado. Los periodistas reciben decenas de comunicados de “productos que van a revolucionar el mercado”, cuando en la práctica son simples mejoras de un producto ya existente, y que luego será sustituido por otro nuevo producto que también va a “revolucionar” el sector… Y así, hasta el infinito. ¡Es imposible que haya una revolución todas las semanas!


“La responsabilidad social es la seña de identidad de nuestra marca”. 

Después de la moda ecológica llegó otra más amplia: la responsabilidad social corporativa, una práctica a todas luces positiva pero que, debido al mal uso y al abuso, está dejando de ser un concepto ganador. Hay que comunicar la RSC sólo cuando sea realmente relevante, ya que periodistas y sociedad desconfían cada vez más del altruismo acompañado de una publicidad excesiva.


Conceptos devaluados de gestión empresarial.

No hay que abusar de las proclamas retóricas de excelencia en la gestión de una empresa, como por ejemplo: “nuestro espíritu innovador”, “apostamos por el talento”, “estamos comprometidos con la mejora continua”, “nuestra obsesión es el cliente”, etc. Sólo hay que ponerlo de manifiesto  si lo podemos corroborar con datos o prácticas concretas: “Nuestro nuevo sistema de reparto X ha reducido el periodo de entrega de pedidos de cuatro a dos días”.


Estas son algunas de las expresiones que más desconfianza crean entre los periodistas. Si quieres completar la lista, puedes hacerlo en el apartado de comentarios.


(Articulo firmado por «redacción» en Topcomunicación.com)